Agricultura
Agricultura

Global Nature diseñará junto al sector agrario medidas que hagan resilientes sus cultivos frente al cambio climático

24/01/2024

Fundación Global Nature desarrolla un ambicioso proyecto junto al sector agrario para abordar las barreras existentes frente al cambio climático, con un objetivo concreto: conseguir que los agricultores implementen por iniciativa propia medidas eficaces que hagan sus cultivos resilientes frente al cambio climático. Y para ello, los acompañará en un camino conjunto.

“Hablamos de que junto al productor entendamos que existen medidas específicas y eficaces que hacen los cultivos más resilientes al cambio climático; y, por tanto, más rentables”, explica uno de los técnicos de Global Nature, Jordi Domingo. “Para ello, vamos a conocer los elementos que están bloqueando la puesta en marcha de esas medidas de adaptación junto a quienes han de conocer su utilidad e implantarlas”, añade.

El trabajo denominado “AgriAdapt, participación social para la adaptación al cambio climático en el sector agrario”, arrancó a finales del año 2023 y finalizará en la primavera de 2025. Cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través de la Convocatoria de subvenciones para la realización de proyectos que contribuyan a implementar el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (2021-2030).

“A veces, las barreras que encontremos serán aspectos técnicos, en otros casos serán limitaciones económicas, o quizás de tipo psicológico. Pero en cada contexto agroclimático, dichas barreras serán diferentes y tenemos que entender todo esto para trasladar las prácticas de adaptación al sector y para hacer aflorar las que ya existen”, afirma Domingo.

Para conseguir este propósito, Global Nature celebrará talleres con agricultores y técnicos en diferentes provincias y en diferentes cultivos. Además, en estos territorios se hará una diagnosis completa del riesgo climático. El objetivo final es que las conclusiones alcanzadas en cada territorio se pongan en manos de estructuras agrarias multiplicadoras, como asociaciones y agrupaciones de cooperativas, para poner a disposición los resultados de toda la comunidad agraria.

El resultado de este trabajo implicará acciones de transferencia, tanto manuales técnicos como prácticos, e incluirá tanto la metodología de uso de las herramientas de análisis de riesgos e impactos, como el proceso de implicación del sector agrario. El proyecto desarrollará, de hecho, jornadas de formación online por cultivo, tanto en los territorios de trabajo como en otras zonas geográficas.