Agricultura

Elaboran un plan de contención tras detectar una nueva especie de Xylella en Mallorca

06/02/2024

La conselleria de Agricultura, Pesca y Medio Natural de Baleares presentó el pasado jueves un nuevo ‘Plan de Contención de la Xylella’ después de detectarse por primera vez la subespecie Pauca ST53 en Mallorca, en un control de Sanidad Vegetal en varios árboles en el municipio de Sencelles, que ya han sido eliminados.

El conseller Joan Simonet explicó que durante unos trabajos de prospección y control que hace de manera habitual el departamento de Sanidad Vegetal, los técnicos tomaron varias muestras de unos acebuches “que presentaban una sintomatología diferente a la habitual”, ha informado la conselleria en un comunicado.

Las muestras se enviaron al laboratorio de referencia —en Valencia— y el pasado 15 de enero confirmaron que se trataba de la variedad Xylella Pauca ST53.

Además, el pasado miércoles la conselleria recibió también la confirmación de nuevos positivos en otras muestras.

“En total, ahora mismo tenemos siete focos en un radio de 3 kilómetros en Sencelles: seis en acebuches y un foco en una adelfa”, detalló el conseller, que añadió que estos árboles “ya están eliminados”.

Simonet recalcó que tanto el ministerio de Agricultura, como la Comisión Europea, ya habían sido informados de estos focos, igual que el sector que, “en la pasada Mesa del Olivar fue conocedor de que existían sospechas sobre que esta subespecie hubiera llegado a Mallorca”.

Además de activar el plan de contención, la conselleria ha convocado el 16 de febrero el Grupo de Dirección y Coordinación de la Xylella para realizar una evaluación más detallada del plan y la puesta en conocimiento del estado de las investigaciones llevadas a cabo por las autoridades de control.

El director general de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Fernando Fernández, aseguró que el objetivo principal es “frenar el avance de este organismo nocivo en el olivar tradicional y en el olivar productivo de Mallorca con un nuevo plan de contención”.

Ha indicado que la detección en Mallorca de la Xylella Pauca ST53 “supone un salto cualitativo. Por eso hacemos este plan de acción especial, ya que requiere medidas excepcionales”.

El plan de actuación y contención, que se ejecutará, al menos, durante un año, supone que se harán prospecciones adicionales a las del Plan de Acción Interinsular, para aumentar la protección en los campos tradicionales y productivos de olivo ante esta subespecie.

Las prospecciones serán para detectar con una certeza mínima (90%) un nivel de presencia de vegetales infectados del 0,5%, parámetros que definen las zonas con medidas de erradicación —más restrictivas que en las zonas de contención—, según el reglamento de la UE.

En cuanto a la contención, se harán tratamientos contra el vector, así como la eliminación y destrucción de vegetales infectados y un muestreo en las proximidades de los vegetales infectados en un radio de 50 metros, entre otras medidas.

Fernández recalcó que “todo el mundo sabe que la limpieza y el mantenimiento de las parcelas limita la propagación. Para controlar la Xylella, pues, hay que tener en buen estado las fincas forestales y agrarias. Para eso necesitamos la colaboración de todo el mundo”.

El primer caso de Xylella fastidiosa detectado en España se dio en Mallorca en 2016, en un árbol frutal. Desde 2016, hay un registro de muestras de Xylella en Baleares. Se han tomado desde entonces 20.804 muestras, con 1.566 positivos en 38 especies de huéspedes diferentes.

Desde la detección de la bacteria en las islas, Agricultura se ha hecho frente a la contención y ha puesto en marcha proyectos de investigación sobre la resistencia varietal de los cultivos más afectados en Baleares, de los tipos de insectos vectores, la caracterización de las bacterias y de las subespecies presentes: multiplex, fastidiosa y, ahora, pauca.