Industria

Ecovidrio impacta a más de 150.000 establecimientos hosteleros en 2023

02/02/2024

Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España, ha presentado los resultados del plan estratégico EcoVares correspondientes al ejercicio 2023. La entidad ha redoblado sus esfuerzos en el canal con una inversión de más de más 26 millones de euros y un impacto a más de 150.000 establecimientos de 600 municipios, mediante diversas iniciativas, campañas y planes adaptados a las necesidades del sector en cada municipio.

Gracias al conocimiento y la especialización de Ecovidrio, en tan solo un año, el plan EcoVares suscrito por Hostelería de España, ha logrado situar la media nacional de establecimientos recicladores declarados en el 74%, dos puntos porcentuales por encima de los objetivos fijados para 2023.

En su apuesta por adaptarse a las necesidades específicas del canal, la entidad ha reforzado también su infraestructura de calle con la instalación de casi 3.500 nuevos contenedores adaptados y entregado de forma gratuita más de 24.000 cubos adaptados para facilitar el almacenamiento y el transporte seguro hasta el contenedor y fomentar así el correcto reciclado. Además, ha realizado la recogida de residuos puerta a puerta en 54 ciudades con zonas de gran concentración de establecimientos y de difícil acceso para las flotas de recogida.

La digitalización y el uso de técnicas de inteligencia artificial es otro de los pilares estratégicos de EcoVares. La entidad ha puesto al servicio de la hostelería sus capacidades tecnológicas y de analítica de datos para aplicar medidas correctoras allí donde sea necesario. Hoy en día, Ecovidrio tiene acceso a los datos diarios de recogida de los más de 245.000 contenedores verdes puestos en calle; los datos vinculados a los hábitos del sector recogidos en la aplicación digital EcoVares que usa el equipo sobre el terreno y las incidencias reportadas a través de teléfono y WhatsApp. Estos datos, gracias al uso de técnicas de inteligencia artificial, se cruzan con variables socioeconómicas, demográficas y de consumo para detectar las necesidades de contenerización por zonas, barrios e incluso unidades censales de nuestro país, optimizar las frecuencias de recogida, adaptar los planes intensivos que se ponen en marcha durante el año y llevar a cabo acciones de gran impacto.