Pesca

Las cuotas plurianuales darán más estabilidad al sector pesquero

28/11/2023

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha destacado que la adopción de Totales Máximos de Captura (TAC) y cuotas plurianuales para algunas especies a partir de 2024, que era uno de los objetivos principales de la Presidencia española del Consejo de la Unión Europea (UE), aportará más estabilidad a la gestión pesquera y permitirá una mejor planificación empresarial a los armadores.

En la reunión, con representantes de la Confederación Española de Pesca (Cepesca) y la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP), el ministro ha señalado que el impulso de España ha permitido adoptar medidas en el seno de la UE para mejorar el procedimiento de toma de decisiones sobre las cuotas pesqueras. Así, se ha anticipado buena parte del trabajo preparatorio del Consejo de Ministros que cada mes de diciembre establece las capturas permitidas para el año siguiente.

Esta reunión es la primera de una serie de encuentros que el ministro mantendrá en las próximas semanas con representantes de los sectores agrario y pesquero y con las comunidades autónomas para intercambiar puntos de vista ante la nueva legislatura. “Nuestro propósito es mantener el diálogo, la comunicación y el intercambio de ideas y propuestas para gestionar los intereses de España de forma más positiva”, ha afirmado el ministro.

Planas ha señalado que la iniciativa española sobre cambios en el procedimiento para la fijación de TAC y cuotas ha tenido muy buena acogida entre los Estados miembros y que, fruto de ello, en estas semanas se realiza un trabajo técnico ingente preparatorio del Consejo de Ministros que se celebrará en Bruselas entre el 10 y el 12 de diciembre. “Es una negociación muy compleja en la que están sobre la mesa poblaciones y sectores muy amplios”, ha señalado el ministro, quien ha destacado que, por primera vez, el Consejo comenzará con una propuesta de compromiso de la Presidencia de turno.

La Comisión Europea ya ha aceptado fijar este año TAC y cuotas plurianuales para distintas especies (solla, merlán, abadejo, cigala y lenguado) en nueve zonas de pesca. El ministro ha destacado que, con estos avances, España dejará su impronta en el Consejo y se ha mostrado confiado en que estas mejoras repercutirán de manera positiva en el funcionamiento del sector pesquero comunitario.

Según Planas se trata de un paso muy importante, el inicio de un proceso que en los próximos años debe extenderse a otras especies en las que sea posible, en función de los estudios científicos que se dispongan sobre la situación de las poblaciones y los caladeros, así como las recomendaciones que éstos recojan.

El ministro ha informado a Cepesca y FNCP sobre la situación actual de los intereses españoles en las negociaciones previas a este Consejo de Ministros y ha destacado que, en el caso del Atlántico, espera que se produzcan mejoras significativas para algunas de las poblaciones de más interés para la flota española, como merluza y jurel sur y rape y gallos en aguas ibéricas.

En cuanto al Mediterráneo, el ministro ha asegurado que España intentará que se evite o limite al máximo la nueva reducción de días de pesca propuesta por la Comisión. El Gobierno español apuesta por otras medidas como la selectividad de los artes de pesca y el fortalecimiento del mecanismo de compensación para lograr que se cumplan los objetivos del plan plurianual de gestión del Mediterráneo de una manera equilibrada y progresiva, ha afirmado el ministro.

Luis Planas ha detallado también el principio de acuerdo entre la UE y Reino Unido anunciado por la Comisión hace cinco días, con buenos resultados para los intereses españoles, al igual que el incremento del 25 % en la cuota de atún blanco lograda en el Consejo de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por su denominación en inglés), celebrado la semana pasada. Igualmente ha destacado los resultados sobre posibilidades de pesca de la flota española en el Atlántico Norte (NAFO) y Noroccidental (NEAFC).

En la reunión se ha hecho un repaso a la red de acuerdos bilaterales entre la Unión Europea y terceros países, de los que España es el país que más se beneficia, porque es el que obtiene mayor número de licencias, especialmente en las costas africanas y en el Pacífico. El más importante de todos ellos, el de Mauritania, tiene prevista la celebración de la comisión mixta de seguimiento en la primera semana de diciembre.

En los próximos meses se debe avanzar en las renovaciones de los protocolos con Cabo Verde, Guinea Bissau, Costa de Marfil, Senegal y Santo Tomé y Príncipe, que finalizan en 2024. España, además, ha informado el ministro, ha solicitado a la UE a concluir dos nuevos acuerdos con Angola y la República de Guinea, para los que ya se han realizado las correspondientes evaluaciones previas.

En el encuentro con las dos organizaciones pesqueras, el ministro ha hecho también balance de los objetivos de la Presidencia española de la UE, que finaliza ya dentro de un mes. Así ha destacado que la Reunión Informal de Ministros celebrada en julio en Vigo permitió acodar la necesidad de definir una estrategia común sobre la descarbonización y renovación de la flota y para mejorar la capacitación de los armadores, tripulantes y acuicultores en la que ya trabajan las instancias comunitarias. La reunión de Vigo también abrió el debate sobre la necesidad de habilitar nuevos fondos comunitarios al margen del actual Fondo Europeo Marítimo de la Pesca y la Acuicultura (FEMPA) para afrontar ese proceso de renovación.

Asimismo, el ministro ha destacado el camino abierto por la Presidencia española sobre el reconocimiento de la importancia que los productos de la pesca tienen en la seguridad alimentaria y asegurar que tengan una presencia adecuada en la dieta y el respeto a unas reglas comunes para que las flotas pesqueras compitan en igualdad de condiciones en todos los mares (level playing field). Esta línea de trabajo, escenificada en la reunión de directores generales de Pesca que se celebró en septiembre en Málaga, va a tener continuidad en la Presidencia belga, que se inicia el 1 de enero de 2024, ya que la ha incorporado entre sus prioridades.